Posts etiquetados ‘turismo’

El muro que nos une y aísla

Mércores, 30 de Novembro, 2011

Se cumplen once años de la concesión a la muralla de Lugo de la acreditación como Patrimonio Mundial, un simbólico título que pretende justo lo contrario de su original cometido, impedir el acceso de extraños a la ciudad. Y es que la declaración de la Unesco se antojaba como el mejor reclamo para impulsar la llegada masiva de turistas, algo que después de una década apenas se ha notado en la estadística de pernoctaciones, ya que la muralla por sí solo no basta para enganchar durante unos días al típico turista, que con una vuelta por su adarve da por satisfecha su curiosidad.
Pero al menos a lo que ha contribuido el reconocimiento mundial es a aumentar la autoestima del lucense, que hoy en día puede presumir dentro y fuera de Lugo de vivir en una ciudad situada en el mapa de los lugares que merece la pena ver una vez en la vida.
Por mucho que intenten convencernos nuestros políticos, está claro que la muralla no va a ser ningún reactivo milagroso para una actividad económica limitada como la nuestra, ya que hay cientos de legados históricos repartidos por el mundo a los que viajeros y turoperadores darán antes prioridad. Otra cosa es que algún día nos decidiésemos a levantar todas esas joyas escondidas en el subsuelo de Lucus Augusti y que nos apresuramos a tapar cada vez que se descubren, quizá porque el espíritu de amurallarnos frente al invasor va en el ADN del lucense.

El turismo ya no es una prioridad

Luns, 26 de Xullo, 2010

EN PLENO VERANO, el Concello acaba de anunciar que la empresa municipal de turismo ya no es una prioridad y, ante los recortes presupuestarios sufridos, decide aplazar ‘sine die’ su constitución, que ya había sido propuesta para el año 2004 en el plan de excelencia turística de Lugo. El caso es que después de haber sido aprobados en pleno los estatutos de esta empresa y quedar más o menos diseñado el funcionamiento de un órgano con el que ya cuentan muchas ciudades con monumentos Patrimonio de la Humanidad, el gobierno local no ha sido capaz de implicar ni a empresas privadas ni a los hosteleros, ni se ha atrevido a poner en marcha en solitario el proyecto.
De esta forma, la política turística seguirá siendo una cuestión secundaria para una capital que no consigue sacarse el estigma de ser una ciudad de paso. Queda por saber si el Concello se unirá ahora al proyecto de patronato provincial de turismo propuesto en febrero pasado por el presidente de la Cámara de Comercio, Alfredo Mosteirín, y del que nunca más se volvió a saber.
Y es que en Lugo las políticas turísticas de las instituciones se desarrollan por separado y tanto la Xunta, como la Diputación o el propio Concello no coordinan actuaciones para tratar de mejorar la oferta a los visitantes y difundir mejor la riqueza cultural y ambiental de la capital y la provincia. De esta forma nos encontramos con que en pleno Año Santo, el Xacobeo diseña su propia programación, que en ocasiones se solapa con la prevista por los concellos.
Además, cuando se trata de organizar fiestas multitudinarias, como ocurre con el Arde Lucus y el San Froilán, los hosteleros del casco histórico, que son los más beneficiados por las avalanchas de visitantes, renuncian a participar en la financiación. Pues así nos va.

EL CAMINO PRIMITIVO ES EL GRAN OLVIDADO
Los cada vez más numerosos peregrinos que pasan por la capital lucense son unánimes al destacar la singularidad y belleza del Camino Primitivo, que sin embargo sigue siendo el gran olvidado por las instituciones. La falta de señalización, la escasez de albergues o las agresiones que sufren algunos tramos ya ha sido denunciada reiteramente por diferentes colectivos, por lo que se hacen necesarias no sólo actuaciones en este sentido sino también una mayor promoción.
Precisamente, el plan de excelencia turística de la capital lucense planteaba el Camino Primitivo como una prioridad en el diseño de nuevos productos, ya que no sólo la muralla tiene por qué ser el centro de atracción de visitantes. Porque si Lugo basa toda su oferta en el monumento romano se encontrará con lo que ha ocurrido hasta ahora, que los turistas se suben al monumento, se fotografían y siguen ruta hacia otro destino.